Enero, 2023.

Julio, 2023.

Análisis general.

Después de estar con un amigo/a que está triste, suelo sentirme triste: La respuesta “Pocas veces” aumentó del 19,57% al 12,50%. Aunque hubo una disminución en la frecuencia de sentirse triste, la mayoría de los participantes aún experimentan tristeza en ciertas ocasiones después de estar con un amigo/a triste.

Los sentimientos de los demás suelen afectarme con facilidad: Hubo una disminución en aquellos que indicaron que los sentimientos de los demás afectan con facilidad, pasando del 39,13% al 18,75%. Esto podría sugerir una reducción en la vulnerabilidad emocional.

Me pongo triste cuando veo a gente llorando: Aunque hubo una disminución en aquellos que indicaron ponerse triste, la mayoría de los participantes aún experimentan tristeza cuando ven a gente llorando. La respuesta “Pocas veces” aumentó del 13,04% al 25,00%.

Cuando alguien está deprimido, suelo comprender cómo se siente: La respuesta “Nunca” aumentó del 6,52% al 0,00%, sugiriendo una mejora en la capacidad de comprender cómo se siente alguien deprimido.

A menudo puedo comprender cómo se sienten los demás incluso antes de que me lo digan: Se observa una mejora general en la capacidad de anticipar los sentimientos de los demás, como se evidencia en la disminución en “Nunca” y el aumento en “Muchas veces” y “Siempre”.

Suelo darme cuenta rápidamente de cuándo un amigo/a está enfadado: La mayoría de los participantes aún experimentaron una capacidad significativa para darse cuenta rápidamente cuando un amigo/a está enfadado, como se evidencia en “Muchas veces” y “Siempre”.

Conclusiones.

Los participantes muestran una capacidad continua para experimentar y comprender emociones, aunque algunas respuestas indican una disminución en la frecuencia de ciertas experiencias emocionales.

La capacidad de comprender cómo se sienten los demás, tanto verbalmente como antes de que lo expresen, parece haber mejorado.